Muerto hasta el anochecer (True Blood) – Charlaine Harris

Una corriente clara de los últimos años es el regreso de las criaturas fantásticas clásicas. Hombres lobo, muertos vivientes, y por supuesto vampiros. Fuera del círculo de los productos dirigidos a adolescentes, este fenómeno también ha llegado a los targets más adultos. En 2008, el guionista y productor Alan Ball estrenaba en la cadena de pago norteamericana HBO True Blood, Sangre Fresca en España, con tanto éxito que se ha alargado hasta ocho temporadas. Pero True Blood no era original de Ball, sino que como viene siendo habitual en el campo audiovisual, estaba basada en una serie de novelas, y Muerto hasta el anochecer es la primera de ellas.

La historia tiene lugar en Bon Temps, un pueblecito de Luisiana. Vampiros y humanos conviven juntos aunque no alejados de ciertos conflictos entre ellos. Sookie Stackhouse es una joven camarera con poderes telepáticos que termina enamorándose de Bill Compton, cuya mente no puede leer. Sookie suspira de felicidad por haber encontrado a su media naranja, y no le importa que sea un vampiro de mala reputación. Hasta que una compañera suya es asesinada y Sookie se da cuenta de que su vida corre peligro.

Cuando el vampiro entró en el bar, yo llevaba años esperándole. Desde que los vampiros habían empezado a salir del ataúd – como irónicamente se suele decir- dos años atrás, yo ya había estado esperando que alguno viniese a Bon Temps.

Muerto hasta el anochecer es el primer volumen de la serie Los misterios de los vampiros del sur, escritas por Charlaine Harris, escritora curtida en el campo del misterio y el thriller. Sin embargo, en esta serie de novelas camina en medio del misterio sobrenatural y de la trama romántica pura y dura, nada casta ni reprimida, pero romántica al fin y al cabo. Sookie, la joven protagonista, es quién nos cuenta la historia en primera persona, por lo que sus sentimientos y pensamientos predominan en la narración. Teniendo en cuenta que el leitmotiv principal de la novela es el romance con el vampiro Bill, podéis imaginaros que el resto de tramas, como el asesinato, o el conflicto social de la coexistencia entre vampiros y humanos queda relegado a un segundo plano.

Y es una lástima puesto que la serie sí explota la coralidad de los personajes que habitan Bon Temps, enriqueciendo la historia, dando cabida a múltiples tramas sin dejar de lado el misterio de los asesinatos en el pueblo ni el romance entre Sookie y Bill. Charlaine Harris, al menos en Muerto hasta el anochecer, da al lector una novela romántica que no acaba de explotar el juego del amor prohibido entre humana y vampiro, ni tampoco el resto de tramas que se nos plantean. Una oportunidad desaprovechada.

Charlaine Harris: Muerto hasta el anochecer, 2001, SUMA, 384 págs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *