Batman: La Broma Asesina – Alan Moore y Brian Bolland

 

La Broma Asesina en DC Black Label

Alan Moore se coronó en los ochenta como pocas veces lo ha logrado jamás un guionista de cómics. En apenas una década logró crear tres nuevas obras tan icónicas como V de Vendetta (1982), Watchmen (1986) y From Hell (1989). No sólo eso, sino que su paso por editoriales norteamericanas, DC Comics especialmente, logró revitalizar personajes como La Cosa del Pantano (1984) y crear una de las obras más icónicas del Hombre Murciélago: La Broma Asesina.

 

Batman: La Broma Asesina relata los orígenes del supervillano más carismático del mundo del cómic, el Joker, y ofrece una inolvidable interpretación sobre la perturbadora relación entre el Hombre Murciélago y su mayor enemigo. Una retorcida historia de locura y perseverancia en la que el Príncipe Payaso del Crimen lleva al límite al Caballero Oscuro y al Comisario Gordon.

 

Siempre con los cómics de superhéroes tengo el temor de perderme algo. El miedo genuino de obviar detalles para aquellos lectores que no somos completistas, por mucho que nos guste un personaje. Pero por lo general, las obras más icónicas suelen ser autoconclusivas. O al menos no es necesario más que un conocimiento general del personaje para entender lo que se te va a contar en el cómic que vayas a leer. Por suerte a día de hoy los superhéroes forman parte indiscutible de la cultura general. Batman es uno de los personajes más queridos, y personalmente mi favorito. No es casual: sus historias tienen un fondo oscuro y tenebroso que no acostumbra a ser la tónica dominante en historias de pura aventura y fantasía, repletas de color y finales felices. Las historias más características de Batman son sombrías, con un poso duro y deprimente.

 

la-broma-asesina comic batman dc black label

 

La Broma Asesina encarna muy bien este espíritu de fatalidad de Batman. El cómic en sí es muy sencillo: el Joker escapa de la prisión para crear una trampa para Batman. Cero secretos ahí. Hasta el final puede ser previsible: el héroe acaba capturando al villano. Esto no se aleja mucho del cliché de las aventuras de superhéroes. Lo que lo hace diferente es la ejecución, la forma. Ni Batman ni Joker son aquí meros arquetipos funcionales: ambos están atormentados, se destila en cada frase que ambos están condenados al otro y a sí mismos. El trabajo de Moore al guión es de una concreción asombrosa: no sobra casi ningún diálogo ni escena. Digo casi porque se nos explica, a la visión del guionista, el nacimiento de Joker. No era necesario igual ahondar tanto en esto, pero no voy a negar que la viñeta de Bolland en la que Jack Napier (personaje) se convierte en Joker (villano) es sensacional.

Porque si Moore tiene un cuidado extremo en su guión, de igual manera trabaja Bolland con sus dibujos. Viñetas muy bien medidas, sin necesidad de efectismo por el efectismo. Las primeras páginas no tienen diálogo alguno y tienen una carga narrativa envidiables. Un color, en esta edición obra de Bolland, que dota de volumen y peso a un dibujo muy grácil equilibrio entre el estilo cómic y el realista. Muy expresivo en momentos de máxima crudeza y que al igual que el guión, juega con guiños a etapas anteriores de Batman para los más comiqueros.

Reeditado mil veces, incluida en decenas de colecciones, esta vez ECC Comics lo reedita dentro de su colección DC Black Label. Este nuevo sello no sólo incorpora obras nuevas, sino también una serie de mejores obras de culto de DC Comics de todos los tiempos. Hay más de una decena de títulos anunciados que irán saliendo de forma progresiva. La Broma Asesina es el primero de ellos y es una edición muy digna en tapa dura, con nueva cubierta y lomo. Posiblemente si ya tienes otra edición en cartoné obviamente no vale la pena (además no contiene extras de peso, más allá de textos de Tim Sale y Bolland) pero esta reedición apenas encarece el precio del tomo y es de una calidad envidiable. Si no tienes ya las obras que se editan bajo esta colección, no dudes en elegirlas bajo este formato: fácil disponibilidad y acabados excelentes, al margen de recopilar lo mejor de lo mejor.

 

En Batman: La Broma Asesina tanto Moore como Bolland logran estar en plena sintonía en una obra sobre la fatalidad del destino, a la libre interpretación del lector tras su final. Pocas veces se puede leer un cómic tan afinado y potente como este. Una clara muestra que no es necesario hacer macroseries ni obras enciclopédicas para crear buenas historias. Un cómic ideal tanto para los fans acérrimos del caballero oscuro, que ya lo tendrán, y para aquellos que quieran picotear del mejor cómic. No importa cuantas veces se reedite, una obra así debe recordarse siempre.

 

 

batman broma asesina joder comic dc black label portada cubierta

 

Batman: La broma asesina

Alan Moore y Brian Bolland, traducción de Felip Tobar

2019, ECC Comics (edición original 1988)

64 páginas

Comprar el libro

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *