Cementerio de Animales – Stephen King

Stephen King es una de mis asignaturas pendientes. Me encanta lo poco que he leído sobre él, pero sus obra tan extensa y lo poco parco que es en palabras, siempre me tiran un poco atrás. Para este 2018 me he propuesto leer al menos un par de libros suyos, y de momento ya he cumplido con la mitad. El elegido ha sido Cementerio de Animales, una de sus novelas más aclamadas.

Church estaba allí otra vez, como Louis Creed temía y deseaba. Porque su hijita Ellie le había encomendado que cuidara del gato, y Church había muerto atropellado. Louis lo había comprobado: el gato estaba muerto, incluso lo había enterrado más allá del cementerio de animales. Sin embargo, Church había regresado, y sus ojos eran más crueles y perversos que antes. Pero volvía a estar allí y Ellie no lo lamentaría. Louis Creed sí lo lamentaría. Porque más allá del cementerio de animales, más allá de la valla de troncos que nadie se atrevía a traspasar, más allá de los cuarenta y cinco escalones, el maligno poder del antiguo cementerio indio le reclamaba con macabra avidez…

El hombre siembra sólo aquello que puede. Y lo cuida.

Hablar de Stephen King es hablar del terror irracional. De saber que hay algo ahí inexplicable que azota a los protagonistas pero que es inenarrable, como el terror de Lovecraft. En El Resplandor y It está muy claro: es el mal en sí mismo. En Cementerio de Animales sigue con ésa fórmula. No esperes una resolución genial de por qué ocurre lo que ocurre. No tiene explicación. King mete al terror más incomprensible en los ambientes más cotidianos: en este caso una família media con dos hijos y un gato que se van a vivir a una zona más rural. No sólo tienen que lidiar con el mal que emana de Ludlow, su nuevo hogar, sino con sus terrores más íntimos y arraigados. Me ha recordado mucho a It, dónde aquello terrorífico es diferente para cada protagonista. El desarrollo de la novela es bastante más clásico de lo que imaginaba: no hay apenas salidas del camino más allá de las previstas. Sin embargo, es la atmósfera y la anticipación de la tragedia que realiza King no hace que sea menos duro el choque cuando viene. Y eso es verdadero talento: sabes que los vas a pasar mal en el siguiente capítulo y aun así sucede.

Cementerio de Animales es una novela bastante clásica que contra lo que pueda parecer, logra aterrorizarte. No es una historia tremendamente original, pero el descenso al infierno que sufre la família protagonista es algo sólo King es capaz de armar con crudeza, temple e inteligencia. Una novela soberbia.

 

Cementerio de Animales

Stephen King (traducción de Ana Maria de la Fuente)

2012, Plaza & Janés (edición original de 1983)

480  páginas

Comprar el libro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *