Dos taüts blancs i dos de negres – Pep Coll

En el prólogo, Pep Coll menciona a la novela más reconocida de Truman Capote,  A sangre fría, como un caso similar al que él cuenta en Dos taüts blancs i dos de negres. Mismo número de víctimas, asesinato hecho con frialdad, zona rural apartada. Las similitudes existen, pero estas son las evidentes. Las no tan claras pero más horrorosas son el ser humano: aquél que comete el asesinato. ¿Por qué lo hizo? ¿Cómo vive con ello? Capote radiografió  con precisión quirúrgica todo lo que rodeaba a Dick y Perry,  los dos asesinos de la família Clutter. Nos hizo empatizar con ellos, y ver que todo en la vida tiene un gran matiz de grises. Pep Coll, consagrado autor catalán de las tierras de Lleida, se adentra en su Pirineo catalán natal para contar la historia de uno de los asesinatos más escabrosos y no resuelto de forma oficial, que tuvo lugar en la postguerra.

Coll realiza un ejercicio exhaustivo de documentación, a base de entrevistas y ofreciendo fotos reales, de la vida en el Pallars Jussà. A pesar que opta por la novelización de los hechos, y él mismo indica las partes de ficción y realidad de su relato, su disección de la historia es tan concienzudo y detallista como si de un reportaje periodístico se tratara. Así, el lector se empapa bien de lo que suponía hacer de payés en la alta montaña antes y después de la Guerra Civil. Cómo realiza Capote en su novela magna, Coll se toma su tiempo para narrarnos como la familia víctima llegó a su situación actual. Nos metemos en sus vidas como un huésped más, de forma natural y cercana. Ésa humanización de los personajes, que tan bien usa Stephen King en sus novelas, recrudece mucho más el punto en la historia en que se comete el crimen. A partir de ahí, el autor ofrece todos los puntos de vista del suceso: desde los vecinos, familiares, hasta los guardias civiles que tuvieron que encargarse de investigar el asesinato en una situación muy parca.

La maestría de Coll en su narración lleva más allá la historia: no es una novela de criminales más. El eje central es el asesinato, pero sirve para explicarnos también cómo ha evolucionado un pequeño pueblo montañés como Carreu a lo largo de varias décadas. Al final, después que el lector tenga las piezas completas del puzle, se nos desvela la persona culpable del suceso, en un último capítulo desgarrador.

Para hallar historias interesantes no es necesario irse muy lejos. La historia nos brinda, no siempre de forma clara, sucesos que nos atraen y repugnan a la vez. Pep Coll logra con esta novela contarnos una historia real de asesinato a sangre fría, que no sólo sirve para descubrir una vez más, la naturaleza humana en todos sus aspectos. Una novela imprescindible y asombrosa, que merece mucha más atención de la que tuvo.

 

Dos taüts blancs i dos de negres 

Pep Coll

2013, Editorial Proa

440 págs

Comprar el libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *