ecos victor conde banner

Ecos es el primer libro de Víctor Conde que leo. Averiguando sobre el autor, me he sorprendido de la larga obra que tiene. Más de quince años en activo y con asi dos docenas de novelas publicadas, y ganador del Premio Minotauro e Ignotus. Una carrera bastante sorprendente de un autor consagrado en la ciencia ficción, terror y la fantasía, que en esta ocasión edita su obra más reciente en Sportula, editorial centrada en el género y aún más importante, en el campo del libro digital.

La Homogeneidad lleva varios años empeñada en una guerra sangrienta con los implacables Exth que va desgastando los recursos humanos y que, lentamente, parece conducir a una inevitable derrota de la humanidad. Entretanto, en el laboratorio de Salmacis se está llevando a cabo un experimento que puede ser crucial para cambiar el resultado de la contienda: cuatro niños son desarrollados a partir de muestras de ADN y criados desde su infancia para alcanzar su pleno potencial y estar disponibles en el momento en que la humanidad los necesite. ¿Ha previsto el ordenador que rige el experimento todos los imponderables? ¿Cómo reaccionarán esos niños cuando conozcan su destino? ¿Está la humanidad condenada a pesar de todos sus esfuerzos desesperados? ¿Es el futuro un callejón sin salida hacia la extinción?

Sin palabras, no hay mundo al que referirse.

No recuerdo exactamente en qué momento de la lectura desconecté de Ecos. Constantemente me venía a la cabeza la obra magna de Scott Card: El juego de Ender. Y tampoco tiene tantísimas similitudes pero me era imposible separar ambas obras y me quedaba con la impresión que Conde intentaba explicar una historia similar sin tanto acierto. Es posible que la falta de contexto más rico en el mundo que tiene lugar Ecos impidiera que me sumergiera en él, o que las partes de acción (durante gran parte de la novela el relato se bifurca en dos protagonistas diferentes) me aburrían sobremanera, centrando todo mi interés en la trama sobre los cuatro niños y su maduración. Ecos presenta una historia que aunque no sea muy original, está correctamente construida y tiene los suficientes elementos como para que un fan del género la disfrute. Ahora bien estoy seguro que Conde tiene obras mejores y la cifi española también.

ecos victor conde libro portada cubierta

Víctor Conde, Ecos

2015

Sportula, 300 págs