El año de la plaga – Marc Pastor

Marc Pastor es uno de ésos autores nacionales que poco a poco van haciéndose un hueco en el mercado nacional. Criminólogo de profesión y escritor de corazón, sus novelas suelen estar rodeadas de buenas dosis de aventuras y suspense, siempre jugueteando con la fantasía y la ciencia ficción. Aunque su segunda novela, La mala mujer, una recreación de una de las asesinas más famosas de Barcelona en el pasado siglo, es más bien una novela negra con dosis de terror. Le siguió la novela que nos ocupa hoy, El año de la plaga, que puede que le de el impulso definitivo gracias a la adaptación al cine que se estrenará este año.

Víctor Negro es un asistente social dedicado a la tercera edad en Barcelona. Es verano, hace mucho calor y Víctor deja pasar los días entre una dolorosa y pertinaz migraña, el vacío sentimental de una ruptura reciente y la rutina del trabajo. Una inesperada ola de suicidios de ancianos, la masiva aparición de una planta de olor pegajoso, la caída de internet y el repentino cambio de carácter entre la gente que le rodea, harán que Víctor tenga que cuestionarse todo aquello en lo que creía… para poder sobrevivir.

Es la maldita sonrisa farisea del viejo del entresuelo

El año de la plaga es un cóctel de ciencia ficción, con aventuras y humo negro que se asemeja a lo visto en famosas películas de cifi como La invasión de los ultracuerpos (1978) o The Faculty (1998).  Pero yo añadiría a estas películas relacionadas la cinta de Nacho Vigalondo Extraterrestre (2011), que pese a ser algo discreta dentro de su filmografía, me parece acertada mencionarla porque comparte ése tono de historia del fin del mundo más cercano al dramedia. Víctor Negro es el protagonista habitual que se ve inmerso en un cacao que le viene grande. El punto original aquí es su ambientación en Barcelona, que le da un punto de cercanía único a una historia que deriva por caminos predecibles que se solventan gracias al acertado humor de Pastor.

No tan acertadas son sus constantes referencias a la cultura pop. Esto es algo que siempre se discute y al final las opciones son muy claras: o te gustan o no. A mí personalmente me cansan. Tolero alguna mención a cualquier película, videojuego o referencia cultural moderna, pero no cuando se abusa de ellas. Aquí no se llega al nivel desastroso de Ready Player One, pero no son pocas las que están incluidas. Al contrario que la novela de Ernest Cline, cuyo interés prácticamente se basaba en eso, aquí hay una mejor prosa y una historia, que aunque tópica, es más llevadera.

El año de la plaga nos cuenta una historia ya conocida. Su ambientación local le da un toque de proximidad muy interesante (basta ya de historias ambientadas en Wisconsin!). Sin embargo, las referencias a la cultura posmoderna me cansan. Pastor es un escritor solvente, pero no sorprende aquí. Es una novela ligera y cómoda de leer, y que seguro que el autor ha disfrutado escribiendo. Pero si buscas algo más potente, puedes ir a La mala mujer del mismo autor, mucho más refrescante y sorprendente.

 

 

El año de la plaga

Marc Pastor, traducción de Marta Alcaraz

2018, Alianza Editorial (edición original 2010)

448 páginas

Comprar el libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *