El beso del diablo – Unni Lindell

Stieg Larsson y su saga Millenium abrieron la veda. La novela policíaca lleva años de moda: salen multitud de autores que quieren decir la suya,las editoriales crean colecciones específicas, incluso nacen editoriales especializadas en el género. Los escandinavos se llevan la palma: al margen de los clásicos Henning Mankel y Camilla Lackberg, cada año se suman más autores influenciados por la corriente de éxito y el morbo criminal. Unni Lindell, escritora noruega, lleva más de veinte años como escritora, pero se ha hecho popularmente conocida por su saga criminal de los detectives Cato Isaksen y Marian Dahle.

Tras un extraño incidente de tráfico, Vivian Glenne, una mujer que vive con sus tres hijos y con Roy Hansen, padre de los dos más pequeños, sale esa misma noche a buscar una flor para su hijo Kenneth. A la mañana siguiente, su cadáver aparece brutalmente golpeado. Cato Isaksen y Marian Dahle inician la investigación que los llevará a recorrer los pasajes más oscuros del ser humano.

“¡Besas como el mismo diablo! ¡Pero te detesto! Porque ahora sé que yo no era el único, éramos muchos.”

El beso del diablo es un policíaco de manual que comienza fuerte, pero antes de llegar a la mitad se desinfla sin remedio. Lindell no destaca en nada en su obra: ni personajes potentes (el duo de Isaksen y Dahle es el habitual entre los detectives: uno más racional y equilibrado, otro más inestable y pasional) ni en su escritura, demasiado descriptiva y tremendamente pobre. De tediosa lectura, la investigación gira por muchos caminos que no llevan a ninguna parte, desembocando a un final precipitado y alocado. Por entonces, el lector ya habrá perdido totalmente el interés de una historia de detectives arquetípica y y nada sorprendente. En la marabunta actual de novela negra, hay opciones sumamente más interesantes que El beso del diablo de Unni Lindell.

Unni Lindell: El beso del diabo, 2015, Siruela Ediciones, 532 págs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *