El pequeño libro rojo del activista en la red – Marta Peirano

Puede que no seamos del todo conscientes, pero el mundo ha cambiado de forma radical en los últimos diez años. Nuestra rutina diaria ya acepta sin ningún pudor una rutina digital. Revisar el timeline de Twitter, enviar un WhatsApp de buenos días o colgar una foto en Instagram del fantástico almuerzo que nos vamos a comer. Todo esto ya es cotidiano. Sin embargo, pese a los escándalos de WikiLeaks y las posteriores filtraciones de Snowden y Manning, han puesto al descubierto toda una serie de prácticas abusivas sobre todos nosotros a través de la Red. Recientemente, debido a un cambio en la protección de datos europea, todos los sitios web nos hacen revisar y reaceptar las cookies que nos implementan cuando navegamos por su web. Y confieso que cuando es la veintena vez que tienes que revisarlo en una web que acabas de visitar, al final u optar por rechazarlo y mirar la información en otro lado, o al final lo aceptas todo para aligerar el trámite. ¿Somos conscientes de lo que supone navegar por Internet? Confieso que yo no. Por eso, un libro como este manual de la periodista y criptoactivista Marta Peirano se planteaba como un remedio ante esta incultura digital.

Bradley Manning es un soldado raso que no quiso aceptar los crímenes de guerra como daños colaterales. Julian Assange es un informático que ha decidido hacer un trabajo al que los grandes periódicos han renunciado. Edward Snowden es un técnico informático que, ante la evidencia de un abuso contra los derechos de sus conciudadanos, decidió denunciar. Los tres son ciudadanos ordinarios que, enfrentados a circunstancias extraordinarias, decidieron cumplir con su deber civil. Las consecuencias para ellos no podrían ser más graves ni más reveladoras: son víctimas de una campaña internacional de descrédito personal cuya intención es convencer a los espectadores de que lo importante son las apariencias y no los hechos. En cada oficina hay cientos de personas como ellos. Por sus manos pasan documentos secretos, algunos de los cuales necesitan salir a la luz.

A estas alturas ya lo sabe todo el mundo: borrar es el nuevo guardar

Hay que tener claro que nuestra navegación por la red de redes no es inocua. Vamos dejando migas de pan en cada sitio web que visitamos. Y no sabemos quién y qué hacen con este rastro. En este manual, Peirano tiene la difícil tarea de introducir al neófito en el mundo de la criptología digital. El primer paso es convencernos que nuestra seguridad está en peligro, y aquí se cuenta con un concreto prólogo de Edward Snowden. Puede ser complicado de creer cuando estamos hablando de cosas intangibles, pero de la misma manera que nadie se dejaría las llaves de casa en la cerradura exterior de su casa, no debemos hacer lo mismo con nuestras rutinas digitales y dejar nuestro ordenador y su preciada información al alcance de cualquier avispado.

Peirano desgrana en pocos capítulos y de forma muy clara como la evolución digital de los últimos años, y sucesos clave antes mencionados, han marcado la pauta de los buenos hábitos digitales y de encriptación que todos los usuarios deberíamos tener. Usar contraseñas poco evidentes, tener claro cómo funciona Internet (¿sabías que Internet pasa físicamente a través de unos pocos -pero enormes- cables intercontinentales?), saber encriptar correos, poner a salvo nuestra conexión y cómo anonimizar nuestro paso por la Red. Tor, Tails, PGP; son muchos términos a aprender pero Peirano logra hacerlo comprensible de forma sencilla y didáctica, explicando el porqué y detallando de forma técnica y específica qué programas hacer servir para nuestros fines.

 

Puede que no tengamos nada que ocultar, pero sí tenemos mucho que temer. En una sociedad ultravigilada, todo el mundo es antisistema

 

Este manual está orientado especialmente a periodistas y filtradores de información comprometida.  Para los primeros es una lectura obligada, no hay duda de ello. Pero sobre los segundos, aunque nadie realmente es un filtrador no deberíamos ser ajenos a ello. Puede que nunca sepamos un secreto gubernamental ultrasecreto, pero sí que la empresa en la que trabajamos está llevando a cabo prácticas ilegales o muy poco éticas y ahí es donde conocer el mundo de la encriptación puede ser más útil de lo que nos pensamos.

El pequeño libro rojo del activista en la Red es una genial introducción al mundo de la encriptación y los buenos hábitos digitales. Imprescindible tanto para profesionales como para el ciudadano medio. Más de lo que nos gustaría creerlo, eso tenlo por seguro.

 

 

El pequeño libro rojo del activista en la Red

Marta Peirano, prólogo de Edward Snowden

2015, Eldiario.es Libros

144 páginas

Comprar el libro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *