El Portal de los Obeliscos (La Tierra Fragmentada 2) – N.K. Jemisin

Posiblemente La Quinta Estación es mi libro favorito de 2017. No exagero, lo de este libro me pareció increíble a todos los niveles. Es por eso que cuando Nova anunció que la secuela salía en enero de 2018, además del alegrón por la proximidad de la fecha, ponía el listón bien alto en cuanto a novelas nada más entrar el año. Ambos libros fueron los ganadores de los Hugo a Mejor Novela en 2016 y 2017, un logro realmente destacable que no hace más que elevar las expectativas de una de las trilogías más sorprendentes en años.

Toda era tiene que llegar a su fin. Ha dado comienzo una estación de desenlaces. Empieza con una gran grieta roja que recorre las entrañas del único continente del planeta, una grieta que escupe una ceniza que oculta la luz del sol. Empieza con la muerte, con un hijo asesinado y una hija perdida.  Empieza con una traición, con heridas latentes que comienzan a supurar. El lugar es la Quietud, un continente acostumbrado a la catástrofe en el que la energía de la tierra se utiliza como arma. Y en el que no hay lugar para la misericordia.

“Te han dicho hasta dónde puedes saltar y no has intentado llegar más lejos”

En la reseña La Quinta Estación mencionaba que la obra de Jemisin es difícil de catalogar: no es fantasía per se, tampoco ciencia ficción. En El Portal de los Obeliscos, esta hibridación de géneros se hace aun más palpable. La Quinta Estación era una novela muy bien pautada: tres personajes, con tiempos narrativos diferentes que daban variedad y ritmo a un libro que introducía al lector a un mundo totalmente nuevo de forma gradual, y sin nunca acabar de explicarlo todo. Lo mismo sucede en esta secuela, Jemisin resuelve muchas incógnitas y plantea unas cuantas más, es lo que tiene tener una tercera parte en ciernes.

En relato ahora sólo es a dos voces, y narrados de forma simultánea: a priori se pierde un poco de frescura, el mundo de La Quietud ya nos ha sido presentado, pero los cambios que sufre el mundo y los nuevos lugares a los que van los personajes, nos ofrecen suficiente savia nueva a la historia. Donde no hay consideraciones es en el tono dramático: el primer libro ya empezaba con un suceso bastante trágico y este no rebaja el tono, al contrario: no suceden tantas cosas, tampoco hay un mundo que presentar, con lo que son los personajes y su interior las tramas principales del libro. Es un libro crudo, las dos protagonistas son imperfectas, llenas de taras, y sobrevivir siendo diferente en un tiempo extremo no es fácil.

“La piedra perdura, impertérrita. Lo que está escrito en piedra no cambia nunca”

El Portal de los Obeliscos amplifica todo lo presentado en el primer libro: la orogenia se complica, los personajes sufren más, se resuelven muchas dudas y otras tantas se plantean para la tercera entrega. Las segundas partes de trilogías siempre son de transición, pero en este caso el destino no importa tanto, sino el viaje que tienen los personajes y como se enfrentan a las adversidades. Una lectura exquisita que deja con la miel en los labios para la tercera e última entrega de la serie.

 

 

El Portal de los Obeliscos  (La Tierra Fragmentada 2)

N.K. Jemisin, traducción de David Tejera

2018, Nova  (edición original 2016)

400 páginas

Comprar el libro

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *