El puente de los judíos – Martí Gironell

A Ken Follet le crecen los admiradores. Su obra cumbre, Los Pilares de la Tierra, explotó aún más el la novela histórica. Desde entonces, las grandes historias sobre construcciones en pleno medievo se han extendido, como toda buena moda. En España, autores como Ildefonso Falconés y su Catedral del Mar ha logrado replicar el éxito de Follet. En Catalunya en particular también lo logró el periodista Martí Gironell, que hizo su particular Pilares con El puente de los judíos.

1316, un constructor de Perpignan recibe el encargo de reconstruir el puente de Besalú (Girona). Pero en la construcción del puente fortificado se cruzan los intereses de los habitantes del pueblo y el conde que gobierna la zona, con los del conde del Ampurdán, rival suyo, y que trata de impedir que la ciudad pueda ser defendida adecuadamente. El papel de la comunidad judía de Besalú, que colabora con los cristianos en la defensa de la ciudad, las intrigas y traiciones de algunos conciudadanos, partidarios del enemigo, y la aventura personal del constructor, son la esencia de la novela.

“Los puentes son la gran demostración del ingenio humano.”

Por desgracia, la obra de Gironell es el primo pobre de Los Pilares de la Tierra. Guste más o menos, Follet sabe escribir. Sabe jugar con los tempos y crear historias a gran escala. Su descripción y exhaustiva documentación de los métodos de construcción en el medievo eran sorprendentes, incluso aunque rozaran el enciclopedismo más farragoso. El puente de los judíos todo se abarca de forma superficial. Absurdamente simple en todos sus frentes, con referencias históricas metidas con calzador, más para demostrar la documentación del autor que por añadir valor al relato. No entiendo en absoluto el éxito de Gironell con una obra tan sumamente pobre y floja. Igual seré el único, porque el escritor acumula más de seis novelas diez años después de publicar este decepcionante y nada recomendable sucedáneo de novela histórica.

Martí Gironell: El puente de los judíos, 2007, Debolsillo, 264 págs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *