Estelar (Skyward 2) – Brandon Sanderson

Perdidos en el espacio

Pese a que me gustan sus obras más juveniles (soy muy fan de la trilogía de Reckoners) no casé tanto con el Brandon Sanderson de Escuadrón, el primer libro de su nueva saga: Skyward. Para resumirlo rápido: demasiado introductorio (basta ya de asumir que hay libros reguleros en toda saga de novelas) y me daba la sensación de estar leyendo El juego de Ender en versión sin la caña y acidez de la novela de Scott Card. Confieso que comenzar la lectura de Estelar me daba cierta pereza por el mal sabor de boca del anterior. Por suerte, duró poco.

 

En el espacio, en realidad no se vuela. Lo que se hace es no caer

En realidad, ella siempre quiso ser piloto: poder probar que es una heroína, como su padre. Y aunque llegó a lo más alto, los secretos que desenmascaró sobre su padre fueron aplastantes. Los rumores sobre su cobardía resultaron ciertos. Abandonó su vuelo durante la batalla contra los Krell. Peor aún# se volvió contra su equipo y los atacó. Sin embargo, Spensa está segura de que hay aún más por descubrir en esa historia. Y, si es necesario, viajará hasta el fin de la galaxia para salvar a la humanidad.

 

¿Por qué Estelar es mucho mejor que Escuadrón? Por varios motivos: el primero el mundo que desarrolla aquí. En la primera novela todo el descubrimiento alienígena se relegaba al final del libro. Aquí se reserva menos, todo se va dosificando mucho mejor. Posiblemente Sanderson se desenvuelva mejor en la fantasía, le permite sacarse de la chistera muchos más recursos y desatar su imaginación mucho más que en una temática especial. O al menos es lo que me demuestra con estas dos novelas. No es tanto un skywadefecto, porque a pesar que logra dotar de elementos interesantes un mundo espacial, con sus diferencias entre razas, naves, planetas y demás, al final todo se genera desde una perspectiva muy humana. Son aliens, tendrán aspecto diferente, pero todo parece humanizado. Ni de lejos es el trabajo mucho más logrado de Becky Chambers en sus obras. Aun así, es competente. Sí destacaría el personaje de Morriumur, cuya evolución y características concretas es una de las pequeñas tramas más interesantes de todas con diferencia. No será muy sesudo, pero la igual que con la fe en otras de sus obras, Sanderson siempre deja su hueco para ciertas reflexiones éticas muy interesantes.

Donde no es tan estimulante es en las tramas generales: Spensa debe ir a un nuevo lugar para evitar el fin de la humanidad. Y la estructura es la misma que el primer libro: conocer personajes secundarios, con unos se lleva bien, otros no. Traiciones, engaños, la protagonista pifiandóla más de la cuenta. Pero al contrario que en Escuadrón, Spensa es un personaje mejor trabajado y menos odioso, su compañero M-Bot es más que un recurso humorístico pobre, y los secundarios están a la altura. Como pegas: aprovechando que Spensa se va a otro lugar, Sanderson podría haber creado tramas paralelas: lo hace pero sólo en breves interludios que añaden más bien poco. Tampoco se libra de lo que ya pasaba en Reckoners: en líneas generales es predecible, y si ya has leído Nacidos de la Bruma el personaje de Spensa es prácticamente una Vin 2.0. Hasta me atrevería a especular que el final de Skyward puede ser similar al de El héroe de las Eras. Sanderson tampoco evita su frenesí final que tiene en todas sus novelas. Supongo que ya es marca de la casa.

Traté de imaginar un mundo en el que recordara haberme visto obligada a demostrar que merecía existir. No me extrañaba que aquella sociedad tuviera problemas.

En pocas palabras: Estelar es lo mismo que Escuadrón pero bien. ¿Necesario leer el anterior? En absoluto, incluso recomiendo saltárselo: Sanderson se ventila en tres páginas lo gordo de la primera novela. Estelar tiene mejores personajes, es mucho muy dinámico, más imaginativo e incluso se podría considerar autoconclusivo a su manera. Una lectura entretenidísima, que no es poco.

 

ESTELAR LIBRO BRANDON SANDERSON PORTADA CUBIERTA

 

Estelar (Skyward 2)

Brandon Sanderson, traducción de Manu Viciano

2020, Nova (edición original 2019)

464 páginas

Comprar el libro

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *