Gantz – Hiroya Oku

Con Gantz empiezo a reseñar también cómics, que aunque no sea muy asiduo a ellos, alguno cae de vez en cuando. La primera impresión al ver Gantz es ver un manga de gore y sexo a raudales. Y lo es, pero también tiene más. Hiroya Oku, su autor, coge una historia a priori estereotipica (grupo de jóvenes que se dedica a salvar el mundo) y le da una vuelta de tuerca. Los héroes no son siempre estudiantes de instituto: son señoras mayores, oficinistas, incluso macarras de barrio. Y casi nunca son buenos: siempre son problemáticos, tienen miedos, en ocasiones son egoístas y dejan tirados a sus compañeros. Kei Kurono, el protagonista, es un estudiante mediocre que sólo busca su propio interés.

La sociedad japonesa que representa Oku dista mucho de la imagen idílica del japonés medio que tenemos. Una sociedad aislada entre sí, poco comunicativa, poco solidaria, violenta y sexualizada. Puede que en ocasiones esta visión negativa sea algo exagerada en favor del morbo de la historia, pues el eslogan del manga es ‘Esto es entretenimiento!’. Y es lo que ofrece: crueles batallas contra enemigos alienígenas que no se sabe de dónde salen. Un grupo de luchadores elegidos porque han muerto previamente y son resucitados para pelear, bajo unas normas en forma de juego que marca una bola negra llamada Gantz. El juego de morir y resucitar da mucho juego en una historia desenfrenada, que a medida que se va alargando, acaba por desviarse de su oferta morbosa a una historia de honor, amor que deriva a un final anticlimático, alargado y poco satisfactorio.

El manga, formado por 37 volúmenes, esta dividido en 3 fases, cuyas dos primeras resultan bastante interesantes antes del descalabro de la tercera e última. El éxito del manga no pasó por alto en la industria audiovisual, con un anime y varias películas realizadas; estas últimas no están nada mal, todo sea dicho.

Al final, el original planteamiento de Gantz junto con su buena dosis de fanservice y su bien desarrollada trama inicial, acaba convirtiéndose en un tedioso manga que pierde su esencia a medida que avanza. Pese a todo, Hiyora Oku ha logrado crear un manga icónico y potente, pues como dice él “That’s Entertainment”

 

 

Gantz, de Hiroya Oku

37 tomos, Panini Cómics 

Comprar el cómic

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *