Horizonte Rojo volumen 1 – Rocío Vega

Leer obras de autores noveles me gusta por dos razones: la posibilidad de descubrir nuevas voces que ofrezcan algo diferente y el apoyo que haces a su carrera a largo plazo. Creo que es importante que los lectores seamos atrevidos y vayamos a por lecturas de pequeñas editoriales y autores incipientes. Es la única manera de intentar mantener un mercado sano y además, ampliar tus miras literarias. De ahí que me animara a leer Horizonte Rojo, de la la española Rocío Vega. Eso y que la space opera me chifla y el bajo precio (3e) al que puedes encontrar estas novelas breves. Horizonte Rojo son siete novela breves, que se pueden comprar en digital cada una por separado, o bien en formato físico en dos recopilatorios (vol.1 que engloba las novelas 1 a 3, y vol.2 que engloban de la 4 a la 7). En esta reseña sólo hablaré de su primera parte, que ya ofrece buena carnaza para poder comentar.

Rea Kerr no es buena persona. Como líder del grupo de mercenarios espaciales Horizonte Rojo, se dedica a disparar a gente de planeta en planeta por dinero. Bebe demasiado. Su vida social es un desastre y tiende a acabar en la cama con quien menos le conviene. Como, por ejemplo, con miembros de su tripulación. Después de que una de sus misiones se le complique y deba enfrentarse a uno de sus compañeros, lo que parecía un encargo fácil acaba convirtiéndose en un infierno. Al fin y al cabo, Kerr no sabe que es peor, si una lluvia de disparos de los bien entrenados soldados de la Torr’Arrian o las heridas emocionales, esas que los nanomédicos no curan tan fácilmente.

 

“Quien cambia la fe por la incredulidad deja lo bello en medio del camino”

 

Horizonte Rojo es una space opera de manual. Mercenarios, gente con malas pulgas, conflictos intergalácticos y múltiples razas alienígenas que conviven como pueden. Su protagonista principal, Rea Kerr, es tan letal en su trabajo de mercenaria como errática en su vida personal. Es un personaje que me recuerda mucho a la piloto Starbuck, de Battlestar Galactica. De hecho, casi todos los estereotipos de personajes de las space opera están presentes aquí: la geek techie, el músculos descerebrado, el veterano taimado que ayuda a la protagonista de salir de los atolladeros.  Esto acaba jugando un poco en su contra. Más allá de algún giro de guión puntual, es una historia previsible que no aporta nada al género. Igual tampoco lo necesita; por suerte Vega logra impregnar a su relato la energía necesaria para que siempre estén pasando cosas y que, aunque el camino sea conocido, al menos sea entretenido. El nulo descaro que tiene a la hora de narrar violencia y sexo explícitos da un punto extra a este dinamismo, salvo que seas muy sensible a ello.

Las intenciones son claras con Horizonte Rojo: una space opera cañera y directa, con sus dosis de fanservice que no esconde. Es como un fanfiction bien hecho con su propio universo, y esto no es una crítica negativa, pese a la mala fama que puedan tener los fanfics: escribir teniendo claro lo que quieres decir es realmente difícil, pero leyendo estas tres novelas breves, tengo claro que Vega sabe lo que tiene entre manos, se divierte ella y nos divierte a nosotros. A mi no se me ocurre pedir nada más.

 

 

Horizonte Rojo volumen 1

Rocío Vega

2016, Editorial Café con Leche

240 páginas

Comprar el libro

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *