La máquina del tiempo – H.G. Wells

Confieso que no siempre me resulta sencillo atreverme con novelas clásicas. Será por el paso del tiempo que siempre crea distancia o la expectación de vivir el momento con las novelas contemporáneas que van saliendo, que relego mis lecturas previstas de libros clásicos, sean del género que sean y del siglo que sean. Ahora bien, siempre que venzo mis temores y recelos la recompensa es enorme. Nunca decepcionan. Spoiler de la reseña: La máquina del tiempo de H.G. Wells no es una excepción.

El Crononauta de Wells recorrerá distintos momentos de nuestro futuro para acabar en una remota y aparentemente utópica sociedad en la que la humanidad se ha dividido en dos especies tan antagónicas como dependientes la una de la otra: los apacibles Elois y los siniestros Morlocks. La evolución social que prefigura ese escenario sigue siendo, más de cien años después de su publicación, uno de los momentos más brillantes y estremecedores de la ciencia ficción de todos los tiempos.

Ése ha sido siempre el destino de la energía humana en periodos seguros; se convierte en arte y erotismo y acaba por languidecer y decaer

Me he acercado a este clásico a través de la reciente edición de Sportula, fantásticamente prologada por Félix J.Palma (El mapa del tiempo) que pone al lector en contexto de la figura de Wells, su importancia para la ciencia ficción y el origen de la novela que nos ocupa. Y es importante tener en cuenta cuando fue publicada para comprender mejor todo lo que nos plantea Wells. El punto fuerte del libro está en la descripción del Crononauta al futuro: mientras trata de entenderlo teoriza, erróneamente sobre el devenir de la humanidad, pero la conclusión es pesimista. Con constantes referencias a los cambios sociales que vivían a finales del siglo XIX como el incipiente comunismo, el mecanicismo y el liberalismo económico, Wells predice un futuro donde los humanos evolucionan a dos extremos opuestos, pero ambos carentes de humanidad alguna.

El viaje del Crononauta y el futuro planteado por Wells es sin duda muy sugerente, abierto a interpretaciones de todo tipo. No se alejan para nada de las reflexiones que lanzan producciones de ciencia ficción moderna como Black Mirror. Ésa anticipación y vigencia de algunos de sus argumentos es uno de los puntos fuertes de la novela. También deja cabos sueltos en la historia personal del Crononauta, que novelas posteriores han rellenado como explica el editor de Sportula Rodolfo Martínez al final del libro.

La novela más conocida de Wells supera, irónicamente, la prueba del tiempo. Su narración sigue siendo fresca, sus reflexiones sobre el devenir de la humanidad vigentes un siglo después. Puede que no hayamos evolucionado tanto en cien años. Puede que necesitemos una máquina del tiempo para comprobar si realmente Wells tenía razón con su visión del futuro.

la-maquina-del-tiempo-portada-libro-wells

 

H.G. Wells: La máquina del tiempo

2015 (edición original 1895)

Sportula

132 págs.