Las puertas de Anubis – Tim Powers

Se me ocurren pocos autores de fantástico más allá de Tim Powers que hayan sido tan editados en nuestro país (tanto por número de novelas como a lo largo del tiempo). Pratchett con toda seguridad lo supera, pero no es tan habitual que un autor como Powers haya sido tan sostenido en nuestro panorama editorial. Por eso la lectura de su novela más famosa. Las puertas de Anubis, me cogía con las expectativas muy altas. Nunca aprenderé que eso no es bueno en ninguna ocasión.

Brendan Doyle, un profesor de literatura especializado en el romanticismo inglés, es invitado a dar una conferencia sobre Coleridge y a viajar al Londres de 1810 para encontrarse con él. Pero su viaje se complica de forma inesperada y acaba varado en el pasado, prisionero de una compleja red de intrigas que transforman su vida en una pesadilla.

La otra noche, tras la celosía, me encontré a un hombre que no existía

Me gustan los viajes en el tiempo. Son una excusa perfecta para hacer volar la imaginación sin límites y crear historias increíbles. Si se le suma el toque fantástico, el resultado no puede ser mejor. Powers lo sabe y por eso se saca de la chistera un pastiche que mezcla el Londres victoriando, las pirámides egipcias, antiguas magias, y todo ello con el beneplácito de unas puertas temporales en las que viajar entre eras. Un cóctel explosivo que empieza lento, muy lento. Todos sabemos que en una historia de aventuras todo va bien hasta que algo desata la fatalidad, y aquí ése momento tarda demasiado. Y es que leyendo Las puertas de Anubis sentía que habían varios tonos en conflicto. Un lado más poético, más recargado, casi de aventura clásica pausada. Y otro de montaña rusa, en la que en cada párrafo suceden mil cosas a cada cual más estrambótica. Ambos creo que no casan demasiado: el Powers pausado me acaba aburriendo, el Powers frenético es errático y comprendo bien todo lo que sucede. Esta irregularidad se puede explicar bien con diferentes tramos de la novela. El Londres victoriado es genial, la parte egipcia no tanto.

Mi estreno con Powers no ha sido lo que esperaba. Las puertas de Anubis tiene elementos que me han fascinado, y otros que he aborrecido hasta lo indecible. Me ha costado terminarla. Es una de ésas novelas que creo que depende mucho de la persona si es capaz aguantar la magia hasta el final o se cae por el camino.

 

 

Las puertas de Anubis

Tim Powers, traducción de Albert Solé

2015, Ediciones Gigamesh (edición original 1983)

448 páginas

Comprar el libro

 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *