Los pilares de la Tierra – Ken Follet

Los pilares de la Tierra forma parte del selecto club de bestsellers contemporáneos que gustan tanto a crítica como a público. ¿ Realmente es tan redonda popular novela de Ken Follet ?

El libro describe la construcción de una catedral a lo largo de los siglos. Alrededor de esta gran obra se articulan toda una serie de personajes y situaciones que Follet utiliza para enseñaros la evolución de la arquitectura y sociedad a lo largo del siglo XII. La historia empieza con Tom Builder, constructor nómada que acaba en Kingsbridge, un pequeña localidad, y como inicia la titánica labor de construcción de una catedral. Los intereses que generan en el pueblo y en localidades más grandes aledañas a Kingsbridge es uno de los puntos más interesantes de la novela: por un lado las intrigas católicas entre priores y sacerdotes que nos ilustran la decadencia de la iglesia católica en Reino Unido, con personajes idealistas como Phillips y otros puramente malvados como Walerian.

“El de limosnero es un trabajo duro. Tendrá que ir caminando a los pueblos y aldeas más cercanos, y con frecuencia a Winchester. En ellos se moverá entre las gentes más mezquinas, sucias, feas y viciosas, porque así son los pobres. Tiene que rezar por ellos cuando blasfemen, visitarlos cuando estén enfermos y perdonarlos cuando intenten estafar o robar. Necesitará fortaleza, humildad y una paciencia infinita. Echará de menos la comodidad de esta casa porque estará más tiempo fuera que con nosotros.”

El lado más humano lo otorgan el constructor y su hijo Jack. Los Pilares de la Tierra es una novela geneálogica, sus personajes nacen, crecen, envejecen y mueren, siempre con la construcción de la catedral de fondo. Esta condición otorga mayor perspectiva histórica y enriquece una historia de por sí muy interesante: no es habitual leer novelas históricas que detallen tan concienzudamente la arquitectura en el medievo.

Sin embargo, esta característica también es su talón de Aquiles. Narrar una historia a lo largo de casi un siglo requiere tiempo y paciencia, y centenares de páginas al lector. Follet introduce varias tramas más humanas, como las románticas entre Jack y Aliena, o como los personajes intentan prosperar en una época realmente dura. Es inevitable que en más de mil páginas que tiene la novela hayan muchas pasajes tediosos y que el último tramo de la historia sea bastante redundante. Follet no puede evitar acabar en finales felices en una historia plagada de momentos dramáticos.

Los pilares de Tierra es el resultado de años de investigación de Ken Follet. El éxito del libro reafirma el buen trabajo del británico, y sin duda es merecido, a pesar de que en ocasiones a Follet se le notara que abarcó más de lo que pudo en la novela.

Ken Follet: Los pilares de la tierra, 2010 (edición original 1989), Debolsillo,1040 págs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *