Metro 2033 – Dmitri Glukhovsky

Desde Rusia llega el fenómeno de ‘Metro‘, una saga de ciencia ficción post apocalíptica ideada por Dmitri Glukhovsky, periodista que en 2002 decidió comenzar a publicar online, capítulo a capítulo, su novela hasta que alcanzó suficiente fama como para ser publicada en formato físico y convertirse en todo un boom en su país de origen.

En Metro 2033 se nos describen las consecuencias de una guerra atómica. Sus únicos supervivientes luchan por sobrevivir en el laberíntico metro de Moscú, en la que se ha creado toda una sociedad subterránea que sobrevive como puede. El protagonista, un joven llamado Artyom, vive con su padre adoptivo en una de las estaciones, y como podéis imaginar, él será el encargado de salvar a todos los habitantes de la amenaza de unos seres mutantes llamados los Oscuros.

“Y luego, después de cinco minutos de silencio, casi inaudible, el anciano suspiró y dijo, más para sí mismo que para Artyom: ‘Señor, que espléndido mundo arruinamos’…”

Uno de los puntos más atractivos de todo Metro 2033 es su génesis: nacida de un experimento online en la que el propio autor, con apenas dieciocho años, fue publicando su novela en dosis periódicas que los fans acudían a leer de forma gratuita, emulando al modelo de la novela de folletín de principios de siglo XX. El éxito desde entonces ha sido algo gigantesco: centenares miles de copias vendidas, una secuela – Metro 2034- , videojuegos, una futura película en ciernes, y todo un universo de libros de diferentes autores que expanden el universo de Metro; más de treinta novelas publicadas y subiendo.

Ése es el mayor acierto de esta primera novela, el mundo en el que tiene lugar. Toda una sociedad construida alrededor de una red de metro, sin acceso a la superficie debido a la radiación, y cómo se han visto obligados a ingeniárselas para sobrevivir. Durante la novela, Artyom recorre diferentes partes de Metro, y podemos ver como la religión y el fanatismo se propagan en una sociedad deprimida y empobrecida al extremo, la lucha de clases que existe y cómo hay quienes se lucran de la penosa situación, y cómo no, el componente sobrenatural de la radiación y las mutaciones que causa en todo ser vivo que habita en Metro y fuera de él.

Es un universo riquísimo, que da pie a ser abordado desde tantos puntos que asusta, pero Glukhovsky apenas pasa de puntillas en todos ellos para quedarse en la parte más aventurera, bastante más floja y desarrollada de forma irregular. Glukhovsky está lejos de construir grandes personajes o siquiera de ser buen escritor, a pesar que tener el mérito de haber imaginado un mundo tan interesante como desaprovechado en Metro 2033.

Dmitri Glukhovsky: Metro 2033, 2005 Timun Mas, 541 págs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *