Neon Genesis Evangelion – Yoshiyuki Sadamoto

Los EVA y el fin del mundo

Evangelion es conocida por su anime, por sus numerosas películas (las de los noventa y las actuales) e incluso por las toneladas de merchandising que siguen generando. Pero no mucho por su versión en papel. El manga de Neo Génesis Evangelion se comenzó a publicar en 1994, unos meses antes del estreno del anime original a modo de carta de presentación y aperitivo de lo que estaba por llegar. Yoshiyuki Sadamoto, diseñador de los personajes de la serie y casi co-autor junto a Hideaki Anno de la historia fue el autor de este manga que tardó veinte años en completarse: el último volumen, el 14, se publicó en 2014. Casi nada.

Para abordar Evangelion hay que tener clara una cosa: la parte más vistosa (los robots, la sexualización extrema que se ha hecho de sus protagonistas, la violencia) son la parte llamativa. Pero ni remotamente va de eso. Pese a que se suele hablar mucho de los temas que se tratan las obras de ficción, sobretodo en los productos más comerciales como los superhéroes recientemente, al final no suele ser lo que importa o lo que realmente está trabajado. Es una mera excusa para no sentirse mal por consumir algo cuyo mensaje no es relevante, sino un mero entretenimiento. No veo porque debamos sentirnos mal por ver una película de superhéroes sin más pretensión que pasar un buen rato.

 

NEOGÉNESIS EVANGELION manga 2

 

Prejuicios al margen, lo cierto es que el primer tramo de Evangelion (tomos 1 a 5) sirven de clásica presentación de personajes, con su batalla de rigor y con cierta manga ancha para el humor inocentón. Pero ya en estos primeros compases vemos que hay un tono más fatídico y pesimista de lo normal en una historia de adolescentes que se convierten en héroes. En el siguiente arco argumental (tomos 6 a 10) el tono de la historia da un vuelco total, sin resquicio alguno a esas gotas de humor, centrandóse mucho en su parte thriller, para desembocar en el arco final (tomos 11 a 14) donde todo concluye y la serie se convierte en una vorágine de batallas y simbolismo sin mesura.

Evangelion va sobre el sentido de la vida; Anno y Sadamoto no se andan con sutilezas alguna y toda la construcción de serie gira entorno a ello. Se usa el catolicismo como base simbólica para explicarlo, y para hacerlo más atractivo no lo vamos a negar, pero al final esto va de una humanidad echada a perder que debe refundarse. Todos sus personajes están rotos, cada uno por un motivo u otro pero siempre vinculados a otros personajes. La falta de afecto, de reconocimiento. Todos se sienten perdidos y todos tienen un punto despreciable. Al final, todos se hieren entre ellos por egoísmo, y el protagonista, Shinji Mikami, el que más. Precisamente él, pieza clave de toda la historia, es el único que sí evoluciona a lo largo de la historia, pese a que lo va perdiendo todo a medida que progresa.

La fuerza de Evangelion son sus personajes, lo carismáticos y bien dibujados que están. No vamos a negar que el diseño artístico general, robots y alienígenas incluidos, son soberbios. Muy originales teniendo en cuenta la tendencia habitual de crear robots o mechas de forma totalmente mecánica (lo podemos ver en Mazinger Z por ej.), mientras que aquí tienen una forma mucho más orgánica, humana e incluso primitivamente bestial. Todo va en consonancia a la idea general de la refundación de la humanidad, a repensarse si es posible que la sociedad actual haya fracasado y tengamos que comenzar de cero. Un tema muy interesante de la ciencia ficción que aunque Evangelion no se mete en temas filosóficos ni éticos, sino lo puramente emocional, ofrece su particular visión.

 

NEOGÉNESIS EVANGELION manga

 

 

Merece la pena destacar que dentro del panorama del manga y anime, que personalmente creo que lleva décadas estancado en unas fórmulas muy cerradas, haya existido una serie como Evangelion. Más allá de pequeños guiños a su público objetivo, lo cierto es que no es habitual ver historias así de bien tratadas. Aquí es dónde el manga posiblemente pierda un poco de valor. Anime y manga tratan la misma historia, punto por punto. Donde hay ligeras diferencias es en el tratamiento de algunos personajes: Rei está más presente en el cómic, Asuka en la serie de TV, Hay algo más de contexto en el manga (como la infancia de Kaji) e incluso Sadamoto se permite un epílogo donde amplia, sin necesidad pero sin molestar, el final de la serie.

Entonces, ¿mejor el manga o el anime? Teniendo en cuenta el tipo de historia que cuenta Evangelion, creo que el anime es más idóneo. El tono melancólico y pausado de la serie de TV funciona bien con los temas que trata Evangelion. El manga, pese a ser un trabajo estupendo por parte de Sadamoto (e igualmente válido al ser prácticamente co-creador de la serie) tiene un tono más neutro, menos autoral e introspectivo. Viene a ser como una versión mainstream de Evangelion.

¿El anime te parece muy espeso, lento o no has entendido nada? El manga es una versión prácticamente calcada mucho más clara y comprensible. Sadamoto hace un buen trabajo de síntesis y su dibujo es fantástico, aunque la lástima es que el entintado no destaca demasiado. No negaré que una versión a color le haría más justicia al dibujo. El primer tomo incluye algunas páginas a color y el resultado es mucho más atractivo. 

 

Neo Génesis Evangelion es una historia fascinante. Los robots, la simbología, las peleas, todo son meros artificios de lo que al final importa: una historia de personajes muy atractiva y centrada en un tema habitual de la ciencia ficción como es el sentido de la vida y nuestro futuro como humanidad. Dentro del manga no es habitual ni ver este tipo de temas, ni que estén tan bien tratados. Sadamoto realiza una fantástica labor de síntesis con este trabajo, aunque pierda parte del carisma que tiene el anime.

 

 

NEOGÉNESIS EVANGELION tomo 1 manga portada cubierta

 

Neo Génesis Evangelion (14 tomos)

Yoshiyuki Sadamoto, Gainax y Studio Khana, traducción de Olinda Cordukes y Carlos Ramos

2017, Norma Editorial (edición original 1994-2013)

192 páginas

Comprar el libro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *