No fotografíes soldados llorando – Jordi Sierra i Fabra

Jordi Sierra i Fabra es uno de los escritores más prolíficos de nuestro país. Más de 400 novelas publicadas, de todos los géneros y para casi todos los públicos. Una vida dedicada a la escritura. Evidentemente, el thriller es un género que ha trabajado. Sin ir más lejos, su novela El peso del silencio me pareció más que interesante. Pero leyendo una de sus últimas obras, No fotografíes soldados llorando, me parece que da un paso atrás considerable.

Damián es joven, aventurero y un excelente fotógrafo. Con solo veinticinco años se embarca en su primera misión como corresponsal de guerra junto al ejército español en Bosnia para plasmar la crudeza del conflicto. Lo acompañan su cámara y unas consignas muy claras: no correr riesgos innecesarios, no alejarse de las tropas y, la más rotunda, no fotografiar soldados llorando. Pero Damián hace caso omiso de esta última y se verá de pronto envuelto en una oscura intriga en el seno del ejército, cuando el soldado al que ha fotografiado llorando muere a manos de uno de los suyos.

Una fotografía capta una fracción de segundo de la vida de una persona. Como un haiku detenido en el tiempo.

El autor afirma que se le ocurrió esta historia mirando el documental No me llames fotógrafo de guerra (2014) dónde Samuel Aranda. Fotoperiodista ganador del World Press Photo 2014, explica sus experiencias en el oficio. El punto de partida es interesante: un fotoperiodista joven, un conflicto bélico tan rico como la guerra de los Balcanes, la disciplina militar. Buenos anclajes en los que forjar una novela atractiva. Pero por desgracia estos puntos se caen muy pronto: es demasiado superficial en todo. Tramas y personajes. Todo pasa demasiado deprisa y no se apuntala nada. El problema no viene que se pueda adivinar hacia dónde va la trama, es que los personajes apenas están esbozados. Doscientas páginas dan para mucho: el último año me lo he pasado leyendo novela corta y relatos y me fascina lo que se puede llegar a contar en unas pocas páginas. No fotografíes soldados llorando es apenas un esbozo de la novela que debería ser: es rutinaria, formulaica. Parece que sea un encargo más que una obra autopublicada. Una oportunidad perdida, y me sorprende viniendo de un escritor con tanta solera.

 
 

 
No fotografíes soldados llorando

Jordi Sierra i Fabra

2017, autoeditado

210 páginas

Comprar el libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *