No soy un monstruo – Carme Chaparro

Forma parte ya de la tónica habitual de la industria literaria aprovechar personas mediáticas para lanzar libros con su nombre y foto bien grandes en la faja. De entre todos los ‘famosos’ que lanzan libros, no debería sorprendernos tanto que periodistas de televisión se animen a hacerlo. La literatura y el periodismo siempre han ido de la mano, en muchas ocasiones dándonos obras tan geniales como A sangre fría, de Capote. Carme Chaparro, conocida presentadora de informativos de los canales de Mediaset España, se suma a esta tendencia con un thriller, premiado con el Premio Primavera 2017 que convoca el sello Espasa.

Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro. Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas.

Todos llevamos un monstruo dentro, al que solo le falta un empujón parta salir a devorar el mundo

Igual soy yo que no sé elegir mis lecturas, pero últimamente me cuesta encontrar thrillers (y aquí podría englobar el policíaco y la novela negra, al final son etiquetas que hibridan entre ellas) que me gusten. No sé bien el motivo: igual es porque no logro que me convenzan sus personajes, las tramas suelen no estar medidas del todo y tienen deus ex machina que lo solucionan todo. La prosa de estas novelas tampoco suele ser nada destacable, funcional con cuatro florituras que no pegan demasiado y me producen rechazo. Yo no soy un monstruo es un thriller decente. Pese a tener 300 páginas se lee en una tarde, es ligera, no creo que tenga problemas con el ritmo de la narración, y tiene algunos giros, que como suele ser habitual, la autora ya ha dejado semillitas antes para que el lector avezado sepa leer entre líneas. Pero no caso con ninguno de los personajes: hay demasiados y tanta acción hacen que se pierda el interés en el fondo de cada uno, aunque Chaparro lo intente.

Posiblemente lo que más me ha sorprendido es el tono dramático de toda la novela: no hay apenas espacio a momentos calmados, introspectivos ni resquicio a la bondad. Un libro muy oscuro, de brocha gorda más que sutil. Yo no soy un monstruo es un thriller formulaico. No hay nada que lo haga destacar más allá del metajuego que una de las protagonistas es una presentadora de informativos como la autora. Un ápìce de morbo en una novela olvidable. El thriller es un género muy saturado, es difícil hacer algo destacable.

 

 

No soy un monstruo

Carme Chaparro

2017, Espasa

336 págs

Comprar el libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *