Sachiko: La historia de una superviviente de la bomba de Nagasaki – Caren Stelson

Conocemos la historia de las bombas de Nagasaki y Hiroshima. Nos la han explicado miles de veces. Pero, ¿y las víctimas?¿ Qué sabemos de los que sobrevivieron a las bombas? Poco hay al respecto. Al contrario que la amplia bibliografía que existe sobre el holocausto judío (incluso patrio como K.L.Reich) del sufrimiento de las víctimas en el lado asiático poco se habla. El Imperio del Sol de J.G. Ballard desgrana los campos de concentración en Shanghai, aunque más conocida es su adaptación al cine dirigida por Steven Spielberg.

Durante la Segunda Guerra Mundial, mi padre luchó contra los nazis en Alemania. Papá nunca me contó sus batallitas de la guerra, y yo no se lo pedí. Yo me preguntaba: ¿cómo se vive en guerra? Cuando era adolescente leí el Diario de Anna Frank y de mayor entrevisté a supervivientes de la guerra. Y me preguntaba: después de la guerra, ¿cómo se encuentra la paz? En 2005 escuché a Sachiko Yasui contar la historia de cómo había sobrevivido a la bomba atómica de Nagasaki. Lo que contó me obsesionó. Necesitaba saber más.

Las palabras se volvían ceniza en su corazón

Si de séptimo arte hablamos, hay una película que sí nos habla de las supervivencia en Japón durante la Segunda Guerra Mundial. La Tumba de las Luciérnagas (Studio Ghibli, 1988) nos narra la batalla por la vida de un chico y su hermana pequeña a los constantes bombardeos estadounidenses sobre suelo nipón. Una historia emotiva pero terriblemente trágica. Comparte tono con esta novela de Caren Stelson. Narrada en breves capítulos pero muy intensos, vemos el mundo tal y como lo ve Sachiko, una niña de seis años de Nagasaki, junto con sus padres y sus otros tres hijos. Desde la cotidianidad de las bombas a la incertidumbre del futuro, somos partícipes de la vida miserable que están obligados a llevar hasta que la mañana del 9 de agosto de 1945 lo cambia todo. Pikadon, como lo llaman los japoneses. O la bomba atómica que arrasó Nagasaki.

Stelson explica en el epílogo que la historia de Sachiko le persiguió durante años hasta que en 2010 se decidió a llevarla a cabo, yendo a Japón a conocer a Sachiko y entrevistarla, pues Sachiko no es un personaje de ficción, es una hibakusha, una superviviente de la bomba atómica que una vez adulta y logrando comprender lo que vivió, se hizo firme defensora de la paz. La primera parte del libro abarca la trágica supervivencia de la família de Sachiko al final de la guerra en Japón, mientras que la segunda parte, menos dramática y llevadera, nos explica cómo la joven Sachiko crece y se va formando como persona con la dolorosa carga de la guerra que lleva encima.

Sachiko intentaba llorar, pero estaba vacía de palabras

Como sucede con El mar y la serpiente, también editado por Milenio bajo su sello Nandibú Horizontes, Sachiko nos explica una historia muy necesaria y cruda, en este caso el relato de una superviviente de la bomba de Nagasaki, que es imprescindible leer. Pocas historias sobre supervivientes de la bomba existen, de ahí la importancia de esta biografía de Sachiko Yusai.

 
 

 

Sachiko: La historia de una superviviente de la bomba de Nagasaki

Caren Stelson (traducción de Cristina Ridruejo)

2018, Editorial Milenio (edición original 2016)

140 páginas

Comprar el libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *