Senderos de Gloria – Humphrey Cobb

A pesar de ser popularmente conocida su adaptación al cine, Senderos de gloria es un clásico de la literatura bélica, o mejor dicho, antibelicista. Humphrey Cobb, escritor de origen italiano pero que desarrolló su carrera en Estados Unidos, sirvió en la Primera Guerra Mundial en el ejército canadiense. De su experiencia en la guerra y sirviendóse de varios casos reales como inspiración , escribió en 1935 su obra más popular, que en 1957 fue llevada al cine por Kubrick y protagonizada por Kirk Douglas.

Durante la Primera Guerra Mundial, en el escenario de la guerra de trincheras, un regimiento francés recibe la orden imposible de tomar una posición enemiga inexpugnable, el llamado Grano. Numerosos hombres son barridos por el fuego de ametralladora apenas comienza la ofensiva, que resulta abortada en unos pocos minutos. Pese a las numerosas bajas, los generales al mando organizarán un juicio sumarísimo ejemplarizante contra sus tropas, bajo la acusación de cobardía

Alguien dijo que un buen soldado es el que sabe cuándo desobedecer

Cobb retrata con absoluta fidelidad la vida de los militares en plena guerra. En especial en una de desgaste como fue la Primera Guerra Mundial, con sus trincheras kilométricas que albergaban a los soldados. La camaradería está presente en la vida de los combatientes, pero también entran en juego el ego de unos, el ánimo de otros y las presiones de los mandos superiores. Cobb nos va anticipando en toda la novela de un ataque imposible de los franceses contra los alemanes por la conquista de un punto estratégico. Una batalla perdida de antemano pero que se lleva a cabo igualmente con clamoroso desastre. Y como después de eso, nadie es capaz de asumir responsabilidades y acaban utilizando a tres soldados como cabezas de turco. Una historia sobre la injusticia, la nula moral y ética de la humanidad en situaciones extremas. En cómo se sacrifican a las personas como peones en favor de unos objetivos y unos ideales patrióticos que nadie entiende muy bien ni comparte del todo.

La novela nos ofrece diferentes puntos de vista de la catástrofe que se avecina: desde los altos mandos que sobrellevan la presión por conseguir éxitos, hasta el soldado raso que se emborracha para poder aguantar el horror un día más. La prosa de Cobb, descriptiva y pausada en los primeros compases del libro, coge ímpetu a mitad de la historia para brindarnos ágilmente un final que aunque el lector anticipa, nunca se está preparado del todo para leerlo. Como los mismos soldados, que tampoco lo creían posible. Una novela aún vigente hoy en día, que nos recuerda que ante todo, debemos luchar por mantener nuestra humanidad pese a todo.

 

 

Senderos de Gloria

Humphrey Cobb, traducción de Juan José Pulido

2014, AVCF Editorial (edición original 1935)

208 págs

Comprar el libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *