Stonehenge – Bernard Cornwell

Bernard Cornwell es un novelista consumado.  Especializado en el género histórico, tiene unas cinco sagas de varias novelas cada una sobre diferentes períodos. El más famoso, el de la era vikinga con su saga Sajones, vikingos y normandos, editada en España casi al completo y conocida por su adaptación a la televisión con la serie The Last Kingdom (2015). Pero no voy a hablar de ésas novelas pese a que me pican mucho la curiosidad, hoy toca hablar de Stonehenge.

Hace unos cuatro mil años, una tribu del sudoeste de Gran Bretaña llevó a cabo una de las mayores hazañas arquitectónicas de todos los tiempos: Stonehenge, un santuario hecho a base de inmensos bloques de piedra traídos de tierras lejanas. La grandiosidad de la obra ha dejado perplejos a los investigadores a lo largo de los siglos. ¿Qué llevó a aquellos hombres a acometer semejante empresa? ¿Cuáles eran sus nombres, sus motivaciones, sus dioses?

 

Ese día los dios no hablaban, sino que clamaban

 

Las novelas históricas siguen un patrón muy marcado: una historia más o menos guiada y clásica trufada de detalles sobre la época. Un infodumping de manual vaya. Yo lo llamo el modelo Ken Follet, por su obra Los Pilares de la Tierra, aunque seguramente el modelo de historias viene de más atrás. Stonehenge no es diferente: la tribu de los Ratharryn está en horas bajas, y sus tres hermanos Lengar, Saban y Camaban se enfrentan a lo largo de la novela por su control.  Saban es el protagonista, Lengar el malvado hermano mayor que quiere acabar con Saban, y Camaban el hermano tullido semiprofeta que intermedia entre los dos. Podéis haceros una idea de como irán las cosas a partir de aquí: tribus violentas, alianzas, amoríos juveniles con la rivalidad siempre de fondo entre hermanos por la supremacía y el favor de los dioses.

A nivel de historia es bastante tópica y previsible, nada que cortar aquí. Donde brilla más en su lado histórico: la Edad de Bronce no es una era tan tratada en la ficción, al contrario que otras épocas como la medieval o la romana. Aquí es donde el detallismo de Cornwell destaca gracias a su descripción de la vida prehistórica, el paganismo, las sociedad tribales y el día a día de sus integrantes. El mimo con el que se describen las herramientas que usan, los ingenios que son capaces de llevar a cabo seres que apenas van con taparabos es excepcional.

Stonehenge tiene los mismos males que suele tener la novela histórica: una trama muy conocida y algo blanda que se sobrelleva gracias a su acertada elección de era histórica. No es una novela corta pero si os interesa el tema y los libros más enciclopédicos se os hacen un poco bola, es una opción muy interesante para conocer la vida en la Edad de Bronce y lo que eran capaces de hacer nuestros antepasados.

 

 

Stonehenge

Bernard Cornwell, traducción de Eduardo Iriarte

2018, Edhasa (edición original 1999)

528 páginas

Comprar el libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *