Testamento (Crónicas del Fin 3) – Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina

Testamento es el tercer volumen de la pentalogía de Crónicas del Fin, la aventura de fantasía oscura escrita a dos manos entre José Antonio Cotrina y  Gabriella Campbell. El Dios en las Alturas y El Cielo Roto, las dos entregas anteriores, ya presentaban un universo muy interesante, personajes potentes y una historia que poco a poco se va desmigando. El segundo volumen era acción pura y dura. Ahora con Testamento, el ritmo narrativo echa el freno y descubrimos un poco más sobre Adra, Gale y otros nuevos personajes.

Adra regresa a Testamento, un oasis pestilente en un mundo que se derrumba. Nadie conoce el motivo, pero los monstruos no osan aproximarse al bastión del duque Rocal. Sabe que allí estará segura. No llega sola: la acompañan Angie, un chico araña, y Gale… o lo que queda de él. Su nuevo amigo se debate entre la vida y la muerte, y para ayudarlo a Adra no le quedará más remedio que recurrir a Décima, su vecina, mercenaria y fuente continua de conflicto, y a Jezek, su casero, un comerciante y alquimista drogadicto. Pero algo se cuece en el bastión. El Baluarte ha llegado a la ciudad y los problemas acechan. Adra está a punto de descubrir que ni siquiera en Testamento se encuentran a salvo.

La noche púrpura parece un hematoma en la piel del mundo.

Que nadie se asuste con lo de que este tercer libro es más pausado: creo que hacía falta en la historia parar un poco el vórtice de vísceras y lo grotescas y centrarse un poco en los personajes. Conocemos más a Adra y sus vecinos: la mercenaria Décima y el alquimista Jezek. Sobretodo destacar la nueva chica guerrera, que puede dar mucho juego junto con Adra. Los autores saben que es lo que le gusta al fandom y juegan con ello con Winston. ¿Reaparece en esta entrega? Leedlo para descubrirlo. Lo que no descubriremos tanto es el mundo de ficción en el que ocurre la historia. Titulándose Testamento pensaba que esta en esta entrega la ciudad tendría muchísimo más peso y apenas se le saca partido, algo que se puede solucionar con los futuros lugares hacia dónde se dirigen los personajes.

El tono pausado de la novela se ve alterado por un acto final repleto de acción caótica y demasiado desenfrenada sólo para llegar al desenlace, como siempre, en cliffhanger (algo más comedido que en otras ocasiones) para las siguientes entregas. Es difícil valorar una novela por entregas. Las dos primeras me parecieron excelentes, está un pelín peor. No tanto por la ausencia de acción, sino por desaprovechar esta entrega de transición para ahondar más en el mundo y sus personajes. Por lo demás, se lee en un suspiro y es de admirar la labor casi titánica que hacen Cotrina y Campbell con esta novela por entregas que aún tiene mucho que decir con las dos entregas que faltan.

 

Gabriella Campbell y Jose Antonio Cotrina: Testamento

2017

autoeditado, 71 págs.

Comprar el libro

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *