The Boys (Integral 1) – Garth Ennis y Darick Robertson

Pateando superhéores

¿Quién vigila al vigilante? Esta es la pregunta que nos planteaba Watchmen, pero el macarra de Garth Ennis coge este mismo punto de partida y le da su particular pátina de sátira y canallismo que tanto nos gusta en otras obras suyas como Predicador. Al dibujo Darick Robertson, cuya obra más famosa fuera de este cómic posiblemente sea Happy!, editada por Dynamite igual que The Boys, guionizada por Grant Morrison y adaptada a serie de televisión hace unos pocos años.

 

En un mundo en el que los superhéroes son unos degenerados corruptos controlados por una corporación, es necesario que alguien les mantenga a raya. Ese alguien son los miembros de The Boys , tipos duros y sin escrúpulos que han aceptado adquirir superpoderes para poder patear el culo de esos falsos superhéroes.

 

La historia de The Boys es bastante curiosa, al comenzar publicandóse en el sello Wildstorm pero sólo sus primeros seis números. El sello pertenecía a DC Comics, la cual no le hizo mucha gracia ver la deriva que tenia la serie, muy incisiva y gráfica sobre los superhéroes. No hay mal que por bien no venga: DC la cancela pero los derechos vuelven a sus autores originales y se lo llevan a Dynamite Comics, un sello independiente que sí le da manga ancha para hacer lo que quieran con su obra.

Es así como Ennis y Robertson dan forma a esta canalla visión de los superhéroes a lo largo de 72 números, editados entre 2006 y 2012 en Estados Unidos. Aquí llegaría de la mano de Norma Editorial, cuya obra se ha recopilado en tres volúmenes integrales a prueba de bombas, como todos los buenos omnibus que tanto se prodigan en el mundo del cómic.

El argumento de The Boys es fácil de resumir. Los superhéroes existen, son una realidad en el mundo. Los más populares, los llamados Siete con El Patriota como líder del grupo. A su vez hay un grupo alternativo, los The Boys, una iniciativa creada por la CIA para tener controlados a los superhéroes y que no se pasen de la raya. La lidera el Carnicero, un misterioso hombre cuyas motivaciones no se revelan y que siempre va acompañado de su perro Terror. La obra empieza con la captación de Hughie, un irlandés al cual los superhéroes le han matado la novia en una batalla. Daños colaterales. Este es el tono de la historia: misiones de infiltración en la que The Boys irán descubriendo la verdadera cara oculta de los superhéroes.

 

THE BOYS comic series amazon

 

Ennis no se corta un pelo a la hora de mostrar a los superhéores como drogadictos, irresponsables,violentos, adictos al sexo, a la bebida y a todo lo nocivo del mundo. Una desgracia para la humanidad. Se dice mucho que Ennis odia a la figura del superhéroe por mostrarla de una forma tan extrema y negativa. No entiendo muy bien estas críticas, puesto que la historia de Predicador tiene muchos paralelismos con las tramas habituales del género superheróico, y en cualquier caso, esto no es más que una canallada satírica y grotescamente divertida.

Como sucede con Watchmen, esta obra bebe mucho del superhéroe y está plagada de referencias. No la veo realmente disfrutable si no conoces mínimamente el mundo superheróico. Como sucede en otras obras referenciales como la reciente Spiderlight, si estás metido en el mundillo esto se disfruta más. No es necesario ser un entendido, pero sí se disfruta más viendo los trashuntos de superhéroes que hace Ennis sin pudor alguno (El Patriota – Superman, Tek Night – Batman, The Deep – Aquaman, por mencionar algunos).

Este primer volumen integral tiene suficiente chicha para ver lo bueno y lo malo de The Boys: mucho canallismo, algún trasfondo político las teorías de la conspiración sobre atentados de falsa bandera y contratistas militares (muy propio del momento en el que se editó, última mitad de los 2000) pero también viendo que el punto de partida es bueno, pero igual no da tanto de sí. Puede ser peligrosamente reiterativa: más allá del chiste grotesco de ver que tu superhéroe favorito es un perturbado máximo, Ennis no analiza mucho más esta figura. En mi caso he ido espaciando la lectura entre los cuatro arcos argumentales que tiene porque por mucho que me guste el canallismo de Garth Ennis, en grandes dosis puede desbordar y hastiar.

Tampoco esta a la altura el dibujo: el estilo feísta y grotesco de Robertson aunque encaja con el tono de la historia, no es el mejor. Lo peor es que en este integral ya hay algun arco (el de Moscú) en el que cambian de dibujante, Peter Snejbjerg,  y es bastante terrible. Es algo que se repite en el resto de la obra y que ya veremos en las reseñas de los dos integrales que quedan.

 

the boys comic serie imagen

 

The Boys es una obra particular. Una canallada sin frenos que parodia todo el género de los superhéroes pintandólos de psicópatas con poderes. Si te gusta Garth Ennis, ya sabes lo que te vas a encontrar y te lo pasarás pipa, aunque tenga sus altibajos. Si es tu primera obra de Ennis o el mundo de los superhéores no lo controlas mucho aún, mejor tira hacia Predicador (obra imprescindible). Si no toleras que toquen a tus sacrosantos héroes, mira hacia otro lado. No te gustará lo que hacen entre las sombras y que Ennis muestra sin tapujos. Una macarrada muy divertida, llena de momentos “no se atreverán a hacerlo” que se disfruta muchísimo, si tienes el estómago para ello.

 

THE BOYS INTEGRAL 1 comic portada serie

 

The Boys (Integral 1)

Garth Ennis y Darick Robertson

2013, Panini Comics (edición original 2006)

752 páginas

Comprar el libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *