El extraño verano de Tom Harvey – Mikel Santiago

Mikel Santiago es uno de esos autores que siempre tengo pendientes. Tengo en mi Kindle desde hace ni se sabe dos de sus novelas: Noche de almas, y La última noche en Tremore Beach. Mientras encuentro hueco entre mis lecturas para sus obras, decidí apostar por él con su última novela, un thriller criminal.

“Yo estaba en Roma cuando Bob Ardlan me llamó. Para ser exactos: estaba con una mujer en Roma, cuando Ardlan me llamó. Así que cuando vi su nombre en la pantalla del teléfono pensé: “Qué demonios, Bob. No me llamas en una eternidad y vienes a estropearme el mejor momento del verano”. Y lo dejé sonar. Dos días después, supe que Bob había caído desde el balcón de su mansión en Tremonte pocos minutos después de marcar mi número. ¿O tal vez le habían empujado? No me quedaba más remedio que pisar el acelerador del coche y plantarme allí para hacer unas cuantas preguntas.”

Mientras más olvidamos, mejor dormimos

Mikel Santiago teje un quién-lo-hizo de manual con una muerte súbita, un protagonista  que se pone a investigar el crimen y doce sospechosos de asesinato. Todo ello ambientado en idílico pueblo costero italiano con el sonido de jazz de fondo. Como ocurre con todas estas novelas de misterio, los inicios son prometedores: buen ritmo, finales de capítulos en suspense para mantener el interés, una presentación de personajes clara para identificarlos a todos. Pero como también ocurre en demasiadas veces y para desgracia del lector, el interés decae, las tramas o se alargan más de lo que deberían o surgen nuevas a la velocidad de rayo que apenas aportan nada y sólo rodean el ansiado y en ocasiones decepcionante final.

Santiago tiene oficio, se le nota su esfuerzo en agilizar la trama y añadir capas de profundidad sobretodo en el personaje de Harvey, pero al final pasa de puntillas en todas ellas. La investigación del crimen se fuerza en demasiadas ocasiones, el personaje da rodeos en exceso y el final se siente poco coherente con lo que se nos ha explicado. Es fácil meterse en la historia pero difícil quedarse prendado: demasiado arquetípica. Es efectiva pero le falta carisma y alma. Al compararlo con otras novelas como El psicoanalista o las de Juan Gómez-Jurado, por mencionar algunas reseñada el el blog, se me queda corto este thriller. ¿Ideal como novela de verano? Es posible, pero bajo este paraguas casi cualquier libro puede valer. He leído mejores novelas del género, y estoy seguro que el mismo Mikel Santiago tiene mejores obras publicadas.

 

Mikel Santiago, El extraño verano de Tom Harvey

2017, Ediciones B

496 págs

One Comment

  1. Yo es un autor que veo perfecto para el verano, thrillers al uso que pueden “enganchar”. Particularmente no disfruto de estas lecturas mucho, salvo que necesite salir de un bache lector o quiera algo así. Y como dices, antes tengo algunas de Juan Goméz-Jurado pendientes como La cicatriz 🙂 Un abrazo^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *