Paletos Cabrones southern-bastards-banner comic

 

La vida redneck

Jason Aaron y Jason Latour se marcaron en 2014 un tour de force lanzando Paletos cabrones (Southern Bastards), un exorcismo personal de la vida en el sur de Estados Unidos. Un cómic con mucho carisma que hasta la fecha lo componen cuatro volúmenes pero sin visos que vaya a seguir a medio plazo.

Earl Tubb es un viejo cabreado con un palo muy grande. Euless Boss es un entrenador de fútbol de instituto sin sitio en su oficina para más trofeos y sintio en sus gradas para enterrar más cuerpos. Y eso sólo son dos de los tipos que conocerás en el Condado de Craw, Alabama, hogar de la Boss BBQ, del equipo ganador Runnin´ Rebs y de más cabrones de los que hayas visto en tu vida.


 

Aaron y Latour coinciden en una cosa: ambos nacieron en el sur de los Estados Unidos. En Alabama y Carolina del Norte respectivamente. El sur siempre se ha caracterizado por ser regiones muy conservadoras, tremendamente tradicionales, rurales y herméticas. Al final, la guerra civil norteamericana de el sur contra el norte no deja de ser una metáfora de lo viejo contra lo nuevo, el conservador frente al progresista. Todos los países tienen su equivalente, siempre con una parte de realidad pero con muchos prejuicios encima.

Paletos Cabrones es una disección de lo podridas que están las raíces en los estados del sur. Violencia endémica, clasismo, xenofobia, homofobia. El conflicto estalla cuando un antiguo residente del condado de Craw vuelve a su casa y las tensiones que crea en el pueblo. Antiguas heridas que se reabren, disputas del pasado sin resolver. Todo surge de nuevo y esto no gusta a muchos de los habitantes del pueblo. La contraposición de las dos maneras de entender la vida con Earl Tubb, el que vuelve a desenterrar su pasado, y Eueless Boss, el tipo que vive anclado en él,  es un conflicto clásico que funciona estupendamente.

Paletos Cabrones southern-bastards comic

 

Aaron sabe que perfectamente todo el cómic podría centrarse en esta tensión eterna entre personajes antagónicos mientras vemos los entresijos del pueblo y sus habitantes, pero decide ser atrevido. Del volumen del 1 al 3 cada uno está centrado en un personaje, ofreciéndonos su visión de la vida que han tenido que llevar en un pueblo corrompido y haciéndonos entender porqué son lo que son. En el tercero está el futuro, la hija de Tubb, ajena a esta vida de veneno.

Aquí es donde falla la historia: acabar el cómic en el tercer volumen es un ciclo perfecto. Una historia de venganza y violencia que terminaría de forma perfecta con la llegada de la hija, resolviendo así en conflicto entre los dos personajes. No es el caso, porque esto sigue en el cuarto volumen, que amplia mucho más el espectro de la historia, con más personajes y tramas que no añaden más discurso a los temas ya tratados en el cómic. Tira más por el lado explotation que seguir en el equilibro que hasta entonces llevaba a la perfección.

No se sabe cuando Aaron y Latour seguirán con el cómic. Problemas personales y otros trabajos han mantenido a guionista y dibujante apartados de esta obra; el último volumen se publicó en 2018 y pese a que insisten que en algun momento lo retomarán, sinceramente no es necesario. El propósito del cómic para ambos, explicar la dura vida en el sur y los problemas endémicos que tienen estas sociedades tan cerradas, ya lo muestran de forma clara en los volúmenes publicados.

 


Paletos Cabrones es una caricatura satírica y grotesca sobre los problemas endémicos que tiene el sur de los Estados Unidos. Bajo la capa de una historia de venganza y redención tenemos un cómic que nos muestra el cáncer que tienen estas sociedades herméticas, ultraviolentas y conservadoras. Donde fallan Aaron y Latour es con el cierre, que podría haberse acabado en su tercer volumen pero lo ampliaron con un cuarto, abriendo más el marco de la historia sin necesidad ni continuación a la vista. Pese a ello, es un ejercicio sobresaliente que merece la pena leer.

 

Paletos Cabrones southern-bastards-n-01 portada comic

Comprar el cómic

Paletos Cabrones (Southern Bastards) (4 volúmenes)

Jason Aaron y Jason Latour, traducción de Diego de los Santos

2016, Planeta Cómic (edición original 2015), 128 páginas